¿Cómo cuidar el embrague del coche?

Al obtener un carro o vehículo debemos entender que no solo es un medio de transporte si no también una responsabilidad por llevar; es decir, requiere cuidado, mantenimiento y atención, pues sabemos bien que los coches en algún punto pueden responder con fallas o complicaciones; sea a nivel exterior como pintura, neumáticos, ventas, etc… como también puede dar problemas en el interior, desde repuestos, componentes y mucho más.

Por esta razón y muchas más se debe tener cuidado y responsabilidad del coche; y es que para muchas personas un obstáculo que les impide cuidar de manera más eficaz su vehículo tiene por nombre embrague; ¿Cómo cuidar el embrague? Es una duda común, sin embargo quieres conocer la respuesta continúa leyendo.

Cuidados del embrague

El embrague es un mecanismo muy importante de un vehículo pues esta forma parte de poder controlar la transmisión hacia el motor; es decir, es un componente relevante que decidirá si el carro puede funcionar o no; por ello debe ser cuidado y tratado con cautela pues de cierta manera estarás cuidando tu coche como también tu estado financiero.

Por supuesto sabemos que hay que ser cuidadosos pero ¿cómo serlo?, sencillo. Debes tomar en cuenta dos maneras para que tu embrague no se deteriore o dañe tan rápido; una de ella es saber manejar con cuidado. Con ello no nos referimos a la velocidad si no a como maniobras tu coche.

Otro método de cómo cuidar el embrague está relacionado en hacerle mantenimiento; al llevar tu coche a un taller mecánico capacitado, este experto podrá examinar y sacar conclusiones de que tan bien lo cuidas y cuánto tiempo aproximado puede seguir funcionando tu embrague.

¿Cuáles son las fallas comunes de un embrague?

·         Disco del embrague: Ocurre cuando la caja de cambios se encuentra con sonidos extraños y nada comunes; por lo que el disco del embrague se puede encontrar roto, sucio o deteriorado.

·         Complicaciones con el reglaje: Esta pieza es sumamente delicada pues debe estar bien instalada y ajustada; por ello también debe cuidarse pues si esta está averiada puede ser grave para el embrague.

·         El selector de embrague: El problema puede estar ubicado en el selector del embrague pues si sientes que está atascado, duro o con una movilidad extraña entonces probablemente esté aquí la falla.

·         Deterioración de ejes y cables: En el embrague podemos encontrar ejes, cables e inclusive engranajes; por ello un problema pequeño también puede localizarse en estas áreas. Lo más sensato sería pedir una examinación y mantenimiento del embrague.

Consejos para mantener y cuidar el embrague

·         Usar el embrague con suavidad: Sabemos que este consejo puede parecer obvio o evidente; pero la realidad es que si debes usar de mejor manera el embrague, esto puede reflejarse si evitas los movimientos rústicos o bruscos. Cuando estés por soltar el embrague trata de hacerlo con suavidad.

·         No uses de más el embrague: Esta recomendación nace y es dirigida hacia aquellos conductores que tienen la creencia de que frenar con el embrague es lo más efectivo en vez de hacerlo con el freno. Todo esto para no gastar la pastilla del freno. ·         Evita un arranque forzado: Un consejo muy recomendado que tendrá como ventaja tener un embrague funcional y operativo durante más tiempo de lo común. En el momento que vayas a arrancar el vehículo debes hacerlo con suavidad seguido de quitar tu pie con movimientos bruscos. Por lo contrario tu embrague se verá afectado y deberás llevarlo a unos expertos en coches.