aceite de motor

Tipos de aceite de motor

Existen diferentes fabricantes de aceite de motor para los diferentes tipos de motores. Si quieres elegir el mejor aceite de motor, antes tienes que saber para qué sirve. Alguna vez hemos oídos que el aceite es la garantía de la vida del motor, ¿verdad?. Pues es así debido a que el aceite reduce el rozamiento entre los componentes móviles, sirve como refrigerante y previene la corrosión, de modo que conserva el motor del coche bien limpio. A su vez, como mantiene en suspensión los residuos, éstos quedan recogidos en el filtro.

En el siguiente artículo de hoy vamos a explicarte todos los tipos de aceite de motor que existen para que puedas comparar y valorar cuál es el más apropiado para el motor de tu coche.

Tipos de aceite

Actualmente podemos distinguir entre dos tipos de aceite:

1. Aceite mineral: es el tipo de aceite que resulta directo de la destilación del petróleo. Si utilizas un aceite mineral, te aconsejamos cambiarlo al menos una vez al año, aunque no hayas llegado a los km estipulados por el fabricante.

2. Aceite sintético: la base destilada y refinada se somete a un proceso de transformación en un laboratorio químico hasta que cumple unas características concretas. Tienen la ventaja de que mejoran la protección del motor y mantienen sus propiedades más estables durante un período de tiempo más largo. A pesar de esta mayor vida útil, no te aconsejamos superar los dos años de uso.

Si tienes que decantarte con un tipo u otro, te recomendamos el sintético, ya que usar un aceite mineral obliga a cambiarlo con mayor frecuencia y lo mantiene más protegido.

Cómo escoger el mejor aceite para mi coche

Una de las propiedades más importantes del aceite es la viscosidad, que se trata de la resistencia que ofrecen las moléculas del aceite cuando están en movimiento. No debemos confundirlo con el índice de viscosidad, que es el que nos indica la variación de la viscosidad en función de la temperatura.

Entonces, un buen aceite para el coche debe ser fluido a bajas temperaturas para poder adherirse a las superficies metálicas cuando el motor está frío desde el momento del arranque. Cuando vayas a comprar una lata de aceite puedes observar que aparecen unas letras que explican el tipo de compuesto del aceite (monogrado o multigrado) y los grados de viscosidad. Los multigrado tienen la viscosidad de un monogrado 15 a baja temperatura y un monogrado 40 a alta temperatura. De esta forma, sus componentes especiales no permiten que el aceite sea denso en invierno ni muy liquido en verano. Las letras y números: sirven para clasificar el modelo de aceite en función al sistema de la Sociedad de Ingenieros Automotores. El SAE define el grado de viscosidad del aceite que acostumbra a estar en dos cifras, la primera da lugar al frío y la segunda al calor.

Vas a mirar el libro de mantenimiento del coche y si indica por ejemplo un aceite de 20-40, puedes rebajar la primera cifra ya que en ocasiones esta reducción mejora el arranque en frío y puede incluso reducir el consumo. Ten en cuenta que nunca debes elegir una primera cifra más alta de la que está expuesta en el libro de mantenimiento, ya que puede no fluir lo suficientemente rápido a una baja temperatura. Por lo que no te va a convenir ni subir ni bajar la segunda cifra de la que marque el fabricante, porque si la bajas el aceite será demasiado fluido en caliente y el motor podría tener problemas.

motor de coche

Si no eres un experto, siempre puedes llevar el coche en un taller y que te hagan el cambio de aceite ellos mismos, ya que en cada cambio convendría cambiar también los filtros para que el aceite no pierda sus propiedades rápidamente y cumpla con su función correctamente.