atasco

Los coches autónomos: la solución para evitar los atascos.

Es viernes, llega el fin de semana y sales con prisa de la oficina porque la playa te espera. Coges el coche e intentas ir rápido, pero en un momento del camino te ves en medio de un atasco con el que -claro- no contabas y acabas llegando a tu destino en plena madrugada. Te has perdido una parte de la diversión, cuando bien podías ahorrarte unas horas. Sí, como lees, podías haber evitado todo esto.

A veces soñamos con la perfecta solución para evitar los atascos… ¿verdad?. Pues parece que ya se ha encontrado dicha solución: los coches autónomos.

Continuamente oímos hablar de los beneficios de los coches autónomos. Éstos se han estudiado desde distintos los puntos de vista reales y posibles. Sin embargo hay un detalle que no se ha mencionado, y es que el coche autónomo será capaz de evitar atascos.

Los atascos, los dichosos atascos, no tienen motivo aparente para su formación. ¡Sin embargo sí, la hay…! Y en la mayoría de casos, accidentes o improvistos mediante, la culpa es de los conductores. Sin embargo, en un futuro, éstos serán un mal recuerdo, y todo se lo deberemos agradecer al coche autónomo, que será capaz de evitar atascos.

Al menos eso es lo que se piensa. Y la razón principal de tal idea es porque el ser humano es incapaz de actuar de la misma manera en la que lo hace un coche autónomo. Si atendemos al vídeo, se nos desvelan los porqués de los odiados atascos, y sí, tristemente, ya sea en ciudad como en autopista el ser humano tiene culpa.

Seguro que todos nos hemos topado con un atasco de esos que no se entienden los motivos, pero siempre hay alguno. Llamado efecto acordeón, con que un solo coche frene de forma destacada, puede provocar que el resto de la fila se vea obligada no solo a frenar, sino a detenerse por el efecto creciente de la des aceleración.

Resulta, que fácilmente se comprueba que la clave de un tráfico fluido es la regularidad. Algo que resulta casi imposible de lograr por parte de un grupo de personas. Sin embargo los coches autónomos y su avanzada tecnología permitirán una mayor uniformidad a la hora de circular lo que a su vez facilitará la fluidez del tráfico.

Algo semejante ocurre en ciudad, donde los semáforos o las intersecciones en sí son motivo más que suficiente para provocar el caos. Los coches modernos ya permiten una cierta autonomía a la hora de actuar y maniobrar, tanto en ciudad como en autopista. Sin embargo en un futuro estos deberían solventar muchos de los problemas actuales, como el del tráfico.

Etiquetado en: